NO ME DES TORMENTO PEPE

Aunque no lo parezca; hoy estoy inspirada…

“Un vómito de alquitrán; eso son tus palabras.

Unas honduras insondables; eso son mi oídos.

La brea se desparrama implacable y lentamente

Como la lava de un volcán.

Pestilente, azufrada….

Lo invade todo.

Traga bosques, cielo, estrellas, constelaciones enteras

De colores iridiscentes.

Todo se vuelve oscuro con la negritud de la nada,

De la pesadilla del ciego, con la quietud y el silencio

De un campo santo a la medianoche.

Tan callado, tan siniestro, tan triste….

Al principio un dolor del alma casi real, físico.

Un quebrantar de huesos, un crepitar de ojos,

Un arder de mejillas mojadas.

Después la nada…..

La sima más grande y más profunda.

Profundidades abisales con criaturas celestes.

A veces, luminarias bailaban delante de mis ojos

¿Es posible?  Levantaba la vista un momento desde el suelo,

Como un perro viejo y volvían mis parpados a cerrarse cansados.

Más tarde llegó el remanso, la paz aséptica, la vejez prematura….

Aquí me hallo, purgando mis pecados en un círculo infinito de grises y rojos.

Peripatético; Voy de sombra en sombra porque el sol hace tiempo que no me habla.

Rumiando mis penas y castigos que me parecen tremenda injusticia.

Una pequeña estrella es toda la luz que veo.

Es juguetona y escurridiza. A veces se posa en mi frente,

A veces se duerme entre mis pechos en silencio.

No me juzga, no me maltrata. Solo está conmigo y parece que no quiere marcharse.

No emite sonidos, pero me habla con su luz. Me entiende….

Y aquí me hallo.

Esperando que mi amor me agarre del pelo si fuera menester,

Del pellejo….Y tire con fuerza hacia la luz.

Que insufle vida en estos huesos y músculos, que llene de aire mis pulmones

Y mis labios de besos, y mi sexo de ansia…

Quizás pueda nadar yo solo hasta la superficie con la pequeña estrella entre mis ojos

Guiándome. Podría ser.

¿ será? No lo se….”

IMG_9591-0010

IMG_9587-0007

IMG_9617-0031

IMG_9640-0049

IMG_9657-0059

IMG_9684-0067

Esta “coplilla” la escribí hace un año o así y aún no la había vuelto a leer. Cuando escribo poemas entro en un éxtasis Santa Teresiano y escribo compulsivamente hasta que lo termino. Luego lo repudio y lo vuelvo a leer al cabo del tiempo. Se puede decir que lo dejo enfriar y macerar, como la buena masa antes de hacer los rosquillos. Ahora tendré que esperar otro año para ponerle título…..¿Alguna sugerencia?

Nos vemos el lunes

Besos, Petra

Comments

comments