En la vida puedes dedicarte a cualquier cosa: Abogacía, medicina, fontanería, cómico, político… (o comítico, que vendría ser una aleación de ambas muy en boga últimamente). Todo un elenco de profesiones donde tus circunstancias o prioridades te hayan llevado. Algunos trabajos requieren de una fuerza física considerable, otros de un coeficiente intelectual por encima de…