LOS DÍAS CALLADOS

“Detrás de cada beso, hay mil lágrimas escondidas. Detrás de cada caricia, mil sufrimientos más. Mientras el verano se desgrana; yo me desangro. No sé como he podido levantarme y caminar, me pesan tanto los brazos, el alma, los párpados… Estoy cansada de bulos, de cuentos manidos, de historietas fantásticas. No más; ya no necesito más. Estoy servida. Qué molesta la luz brillante. No hay nada como acurrucarse serenamente en una cálida oscuridad. Sin músicas, sin ruidos, sin nada…  Y lo peor está por llegar. Llegarán los días aciagos, los días callados, los días de párpados secos como la lija, los días de quemados iris, los días….”
¿Quién dijo que los vestidos camiseros están out? Lo mismo te sirven para un roto que para un descosido. Este en rabioso rojo y detalles en azul oscuro me queda un pelín grande pero no hay nada que no se arregle con un cinturón a tono. Ahora ha pasado a unas manos y una anatomía que seguro dan buen uso de él.
Este gato daba muy mal rollo y Miguel se empeño que me sentara a su lado.

“Behind every kiss, there are a thousand hidden tears. Behind every caress, thou suffering. As the summer is threshed; I bled me. I do not know as I could get up and walk, I weigh both arms, the soul, eyelids … I’m tired of hoaxes, of hackneyed stories, fantastic stories. No more; I do not need more. I am served. How bothers bright light. There’s nothing like curling up quietly in a warm dark. No music, no noise, no nothing … And the worst is yet to come. They will arrive the dark days, long days, the days of dry sandpaper eyelids, iris burn day, day …. “

Who said the shirt dresses are out? The same serve you for work than for go out. This, in a rabid red and dark blue accents I gave it to my best friend, Vicky who (I’m sure) will it wear much more than me

Se que el look navy está trasnochado ya, pero mi abuela siempre me decía que los clásicos nunca mueren.
Para los que me dicen que siempre salgo seria en las fotos.
Sonrisa profindent segunda parte.
Mis alpargatas están ya para el arrastre. ¿Sabéis de alguna tienda que las tenga molonas?
Aunque me veáis con manga francesa, no pasé calor. Como dice mi Pepa: “Agosto, frío en rostro”

– Vestido: Antea
– Cinturón: Primark
– Alpargatas: tienda local
– Bolso: Ch&Ch

Uff, Ya está aquí “La feria del Sur de Europa” y no se….No es que reniegue, pero no me apetece nada estar en calles atestadas de gente sudorosa y pegajosa con olor a Cartojal. Tengo que ir un día al menos porque tengo una obligación como madre y Pequeño Pony no tiene la culpa de mis neuras y manías pero la verdad; me siento como un pulpo en un garaje.

Comments

comments