Mis padres siempre tenían la “Vergüenza” muy presente. No en el plano absurdo y sinsentido que relacionamos con el término. Las religiones, normalmente, confunden miedo con vergüenza y nos estigmatizan para siempre. Ellos, sin embargo, mis padres, dotaban a la palabra de un halo más “quijotesco”. Cuando hacía alguna cosa que no les cuadraba, siempre…

Me he dado cuenta en la vejez (más vale tarde que nunca oye) de que las mujeres llevamos cientos de años en una lucha sin cuartel por nuestros derechos, por nuestra dignidad, nuestro orgullo y nuestro derecho al libre albedrío. Sigo pensando, aunque no sea políticamente correcto, que hay mucho cuchicheo y crítica destructiva cuyo…