GOYAS 2017. MEJORES VESTIDAS

Como todos los años, no puedo dejar pasar la oportunidad de comentar esta alfombra roja. Es cierto que el nivel va ganando enteros a medida que pasan los años y hemos pasado de los trajes de comunión de pueblo a algo más elegante y con proyección internacional sin sentir vergüenza ajena. Aún así, ya sabemos que las cosas de palacio van despacio y Roma no se hizo en un día. Cierto es que aún no llegamos al nivel de un Cannes o un Venecia, pero pasito a pasito vamos por el buen camino. No hablo de los Oscars porque esos son un mundo aparte (y no para bien a veces).

He querido empezar esta vez por la lista de las mejores vestidas, por aquello de no agriar este lunes e ir abriendo boca para la parada de monstruos que se avecina. Porque no, no todos podemos ser profetas en nuestra tierra.

AMAIA SALAMANCA DE PRONOVIAS

La meto en esta lista casi por presión social, pero la verdad es que más que espectacular (que lo estaba), deslumbra por la actitud al llevar el vestido. Nuestras actrices deberían dar un cursillo acelerado de pose. A ver si se enteran que eso es el 50% de la foto. Precioso el escote de la espalda con la cadena creada especialmente para llevarle en este día especial. Muy acertado el moño tipo bailarina.

ANA BELÉN DE DELPOZO

Nuestro diseñador (Josep Font) con más proyección internacional, vistió este año a la premiada con el Goya de Honor a su trayectoria cinematográfica. En color hielo, con falda de tul y cuerpo estructurado muy del sello Delpozo, Ana Belén se encontraba en su salsa. Ella es eterna porque es diva sin pretensiones y esa naturalidad y 0 artificio se nota. Por ponerle un pero; ese clutch en nácar. Yo hubiera escogido uno blanco para aumentar el efecto reina de las nieves.

TONI ACOSTA DE ALICIA RUEDA

A mi esta mujer no me gusta casi nunca, pero esta vez me ha sorprendido para bien. Con un diseño arriesgado en color mostaza de cuerpo con cola y pantalón a juego. El drapeado a la altura de la cadera de un plus de curvas muy favorecedor. Las sandalias de tiras de Lodi en dorado le vienen que ni pintado…Y hablando de pintar; el maquillaje y el peinado me parece que no acompañan como es debido este atuendo.

PAZ VEGA DE JORGE ACUÑA

Se que esta señora estará hasta la coronilla que se cuestione cada aparición que hace en las alfombras rojas cinéfilas porque la verdad es que trabajar, trabaja poco en la grande o pequeña pantalla, pero al margen de contratos o actuaciones varias, la verdad es que (obviando su origen) esta chica ha mejorado en elegancia desde que decidió cambiar su melena por este estilo Garçon que le da un plus de estilo. El conjunto de falda de plumas y jersey de cuello alto todo en negro, es lo más sin enseñar encantos y eso aquí que somos tan sensibles a las carnes; es todo un reto que ella consigue.

MARÍA BARRANCO DE RUBÉN HERNÁNDEZ

Este año, nuestra actriz “marenga”, me ha dejado sorprendida, pues ha aprobado con nota, con este precioso vestido en terciopelo y crepé que le sentaba como un guante. Será que la experiencia es un grado y no le hace falta vestir de diseñadores más famosos, teniendo como mejor baza, sus tablas. La elección del clutch no es la más acertada, pero pasaremos por alto ese pequeño detalle en compensación por tener ese tipazo y hacer la elección correcta.

CLARA LAGO DE SANTOS COSTURA

La firma que se está convirtiendo en el equivalente a Elie Saab en lo que a la alfombra patria se refiere, ha vestido este año a varias asistentes a la Gala de los Goya, entre las que se encuentra la novia del presentador de la misma; Clara Lago. Si el año pasado se colaba entre las mejores vestidas de la noche, por ese vestido en azul noche que le sentaba como un guante, este año la vuelvo a colocar por un precioso vestido de original escote y porque siempre me ha parecido el alter ego elegante de Kendall Jenner.

CARMEN MACHI DE ULISES MERIDA

Esta vez no me queda más remedio que darle el aprobado merecido a Carmen Machi, pues si casi siempre me horroriza en sus apariciones (yo solo veo a Aída y no a Carmen), esta vez va perfecta, elegante, sencilla y con una pose, peinado, maquillaje y complementos más que correctos. El original escote que se convierte en capelina me ha encantado  por su originalidad y esas ondas en plan Kim Bassinger en su mejor momento le vienen que ni pintado.

AURA GARRIDO DE LORENZO CAPRILE

Si, ya se que me repito con el negro, pero para mi es el color par excellence de la noche y la celebración. Siempre queda bien, es elegante y estiliza (¡que más quieres Baldomero!). Aaaaay, cuánta razón tenía Coco…. El “alzacuellos” (Choker), esa pieza de bisutería que tan noventera que está de vuelta, no desmerece la perfección de este vestido de escote Bardot y abertura justa. Parece que hubiera nacido con el puesto. Las sandalias romanas y esos labios en rouge, le dan un aura de diva de Hollywood divino.

BÁRBARA LENNIE DE GUCCI

Una de las pocas que escogieron un diseñador internacional fue Bárbara que se atrevió con este Gucci que, o te encanta o te horroriza. Yo he decidido colocarla en esta lista por eso mismo. Porque la moda a veces consiste en estar al borde del precipicio y en lugar de caer al vacío, volar a las alturas. La verdad es que la parte de arriba me ha enamorado, con esa especie de capelina en color hielo y ese lazo dorado. La falda me gusta lo justo (es que no soy yo mucho de volantes). El pelo azabache estupendo con este color (a una rubia no le hubiera quedado igual) y el cuerpo transparente dan la puntilla para redondear el looK.

NIEVES ÁLVAREZ DE STEPHANE ROLLAND

Aunque Nieves ya se está poniendo un poco espesa con tanto floripondio últimamente, la pongo aquí porque esta mujer lo mismo da que se ponga un saco de papas por vestido, que estará igual de divina. Es lo que tienen las modelos, tantos años de pose y pasarela (el el tipazo, claro), que ya, lo que le echen. Esta vez el vestido de la firma de la que es imagen, tiene en la sencillez su mejor baza, teniendo como punto focal la mega flor del escote. La elección de los complementos, el maquillaje y el peinado es perfecta.

 

Y Hasta aquí hemos llegado. Id calentando motores que el lunes que viene llegan las peores vestidas. Ahí es cuando no me hago responsable del cinismo exacerbado de mi persona. Avisados estáis, que luego no quiero lloros.

Besos, Petra

 

Comments

comments