Mis padres siempre tenían la “Vergüenza” muy presente. No en el plano absurdo y sinsentido que relacionamos con el término. Las religiones, normalmente, confunden miedo con vergüenza y nos estigmatizan para siempre. Ellos, sin embargo, mis padres, dotaban a la palabra de un halo más “quijotesco”. Cuando hacía alguna cosa que no les cuadraba, siempre…