Mis padres siempre tenían la “Vergüenza” muy presente. No en el plano absurdo y sinsentido que relacionamos con el término. Las religiones, normalmente, confunden miedo con vergüenza y nos estigmatizan para siempre. Ellos, sin embargo, mis padres, dotaban a la palabra de un halo más “quijotesco”. Cuando hacía alguna cosa que no les cuadraba, siempre…

Soy incrédula. No creo en la vida extraterrestre, ni en los actos benéficos, ni en los “realities”. No creo en la ropa deportiva fuera del gimnasio, no creo en “nadar y guardar la ropa” (Si hay que ir a nadar, va uno con todas las consecuencias y si le roban la ropa, pues una aventura…