LAS QUE NI FU NI FÁ

Se imponía necesariamente un tercer post de los Goya 2015 para dar su punto de protagonismo a aquellas que decidieron no dar la nota pasándose de frenada. Pero tanto tanto quisieron no pecar de riesgo que se quedaron en “ni chicha ni limoná”. Más aburridas que un película de Lars Von Trier (mejorando lo presente) estas candidatas vienen a ingresar la listas de la que “ni fú ni fá”. Y es que ya lo decía Jesucristo “Si ni frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Hiba Abouk de Nicolas Vaudelet.

La actriz de “El Principe” Hiba Abouk con un vestido de Nicolás Vaudelet tipo barbie en palabra de honor y con un cardado que ni Saritísima en sus mejores tiempos,  en un rojo que queda fatal  con el tono de la alfombra rosa de los Goya.

Natalia Sánchez.

La niña repelente de “Los Serrano” ha crecido y se ha convertido en la actriz Natalia sánchez que escogió para el evento un vestido de raso en verde esmeralda con un dobladillo muy mal cogido. Una manga mínima y un escote en pico junto a una falda de vuelo no daban a este look nada de riesgo.

Penélope Cruz de Oscar de la Renta.

Tanta expectación por Pé y su look que la gente al verla se desinfló como un globo de la feria. No se de que os sorprendéis pues la mayor de las hermanas Cruz nunca ha destacado por outfits espectaculares. Con este Oscar de la Renta con volantes y brilli brilli le sale la vena de Móstoles por todos los poros.

Marta Nieto de Ana Locking.

Bueno…Hay algo en este look que me deja indiferente. Un falso palabra de honor en purpurina color turquesa que no me transmite nada de nada. podría protagonizar la película: “Como pasar desapercibida” Directora; Ana Locking (la autora del vestido), protagonista; Marta Nieto (la percha).

Celia Freijeiro de Vera Wang.

Que sí, que el binomio blanco + negro es un clásico y nos saca de un apuro, pero un poquito de riesgo por favor. Si no vas a innovar en los colores, al menos ponte un diseño con un corte más original.  Este vestido que lució Celia Frejieiro, lo firma Vera Wang. Hartita de los vestido con corsé palabra de honor y falda princesa….

Goya Toledo de Elie Saab.

No se que le han visto los entendidos en moda al vestido de Elie Saab que lució Goya Toledo, para ponerla en todas las listas de mejor vestidas, que no se si habrá sido la Asamblea Fashion de Cazamariposas, pero desde luego no es lo mismo que veo yo. Un vestido palabra de honor, (again) brilli brilli y flores superpuestas en los bajos (del vestido). No es que vaya mal, pero chica no me parece nada fuera de lo normal.

Pilar López de Ayala de Tot-Hom.

Mira que Pilar López de Ayala tiene la elegancia y la percha necesarias para lucir diseños con algo de riesgo, pues nada, se quedo en un Pluff! con este vestido en tafetán rojo con algo de vuelo y palabra de honor (again and again) firmado por Tot Hom. Si algún día me hago (no quieran los Dioses) directora de la Academia de Cine, prohibiré este tipo de escote en la alfombra roja.

Ingrid Garcia Jonsson de Lorenzo Caprile.

Lo siento mucho pero Lorenzo Caprile aburre. No se si trabajar en la Casa Real le está llevando a una sobriedad exacerbada o que no se atreve a salir de su zona de confort, el caso es que es un diseñador que yo no escogería para un evento de este calibre. Ingrid García en lentejuelas gris perla y ribetes en negro, paso sin pena ni gloria.

Malena Alterio de Caramelo.

No hay nada peor que llevar el mismo traje que otra en un evento y, aunque a primera vista parece que el diseñador de Pilar López de Ayala y Malena Alterio pudiera ser el mismo; no lo es. Este que nos ocupa es de la firma Caramelo. Y es un claro ejemplo de lo que ocurre con diseños tan sosos, al igual que los medicamentos genéricos o Hacendado; al final acaba llevándolos todo quisqui. Después solo clonan las marcas Low Cost. “Siempre es bueno que haya niños…”

Nerea Barros de Oscar de la Renta.

¡Virgen Santísima de la Luz! ¿Cuántos palabra de honor tendré que soportar a lo largo de mi vida? En gris perla y con flores superpuestas en plan plástica (anteriormente asignatura conocida con el ambiguo nombre de “trabajos manuales”) de tercero de EGB, el vestido lucido por Nerea Barros y firmado por Oscar de la Renta (really?) no me convenció en absoluto.

Ana Torrent de Juanjo Oliva.

El verde militar está muy de moda, pero no se si será mi mente calenturienta pero yo solo lo veo en looks de diario, en plan Parka y cosas por el estilo. El corte asimétrico no me disgusta, en este caso es el color lo que no me chirría. La susodicha: Ana Torrent de Juanjo oliva.

Nawja Nimri de Cortana.

Me encanta Namja Nimri. Es una mujer que desprende la sensualidad y la elegancia de antaño pero en el S.XXI que tanta falta hace. Pero esta vez la pifió con este vestido drapeado en encaje nude. El detalle de las sandalias negras y el tatuaje que se transparenta no es que me haya puesto los pelos como escarpias pero si que me ha levantado ligeramente el vello pantojil de la patilla. El vestido lo firma Cortana.

 

Hasta aquí el repaso pormenorizado de los aciertos y errores de la última Gala de los Goya, siempre bajo mi estricto criterio. Si alguna falta será porque no se merece estar en ninguna de las tres listas. Espero que nunca llame a mis puertas la vena artística de la farándula porque una cosa que tiene el Star System es segura: nunca olvida; y me iban a poner fina…

Hasta el miércoles.

Besos, Petra

Comments

comments