COSAS DE CASA

Qué la Virgen del Carmen me perdone; soy de ciudad. Marenga para ser exactos. He nacido y vivido toda mi vida en la capital malagueña, por lo tanto hay ciertos…protocolos (por llamarlo de alguna manera) de interior que se me escapan. En las ciudades todo es más impersonal, más neutro. Tienes tu familia, tus amigos y pare usted de contar. A veces ni conoces a tus vecinos mas allá de un “buenos días”, por lo tanto en lo que a actos sociales se refiere entiendo un “código de vestimenta” (anteriormente conocido por mí como “dresscode”. Gracias RAE) y lo respeto al máximo; pero, lo que no concibo es la doble moral. Yo, que respeto profundamente a las putas y a las monjas, en un alarde de empatía hacía esos trabajos tan altruistas y ninguneados por la sociedad les hago homenaje en mi vestimenta según me de el agua de levante. Lo cual no quiere decir amigos pueblerinos (sin acritud, solo constato un hecho) que sea lo uno o lo otro. Que igual cantidad de prostitutas y mujeres de fe hay repartidas en la polis que en el campo. Hecha la siguiente aclaración, os adjunto algunas fotos de una boda a la que asistí recientemente y en la que lo pasé genial (una tiene razones ocultas). El sitio era de ensueño, la comida; inmejorable y el ambiente…Estupendo, maravilloso, magnifico y cuantos epítetos más se quieran añadir.

_MG_7044-0002

_MG_7221-0013

_MG_7268-0015

_MG_7295-0027

_MG_7307-0030

_MG_7320-0031

_MG_7413-0040

_MG_7441-0041

_MG_7379-0039

_MG_7368-0037

_MG_7359-0034

_MG_7348-0033

N. del T. Si hay alguien de pueblo al que le molesten mis opiniones, educadamente le conmino a que me haga su acusación particular sin ningún miedo y me disculpo de antemano. Ya se sabe que los escritores siempre generalizan y exageran por aquello de captar la atención.

Nos vemos el miércoles.

Besos, Petra

Comments

comments