AMORES PLATÓNICOS

Yo me pasé de los 20 a los 25 años enamorada de un chico que no me hacía el menos caso. Y mira que lo intenté. La cosa rayaba el acoso y nada, que no había manera de llevármelo al huerto. Era inmune a mis encantos. Hasta llegué a pensar que era gay (que es el consuelo de todas las tías cuando el macho nos toca alguna fibra de nuestro cerebro reptil de apareamiento. Dar calabazas lo llaman) ¿Quién no ha tenido algún amor platónico con el que llenar sus pensamientos y sus noches? Yo aún sigo teniéndolos (no, no os voy a contar quien o quienes son el objeto de mis perversiones). Así que mientras el pensamiento sea libre y microsoft o apple no saquen una app para el móvil que a través de rayos ultravioleta podamos proyectar imágenes reales en 3D de la persona mientras duerme, estaremos a salvo de fantasear de lo lindo. Yo me montó unas películas “pa qué”. Y si al principio las fantasías se asemejaban más a telfilms de Antena 3, ahora son unas super producciones que ríete tú de Avatar.

Y es que hay muchos tipos de amor: el amor fraternal, el amor filial, el enamoramiento, el puramente sexual…Y cada uno requiere para sí su parcela de materia gris. La mujeres funcionamos de manera diferente a los hombres en ese aspecto. Ellos también tienen sus amores platónicos obviamente, pero en los hombres la cosa es más visual, más material….En las chicas la cosa se complica sobremanera. Nos puede “poner” un gesto, una voz, un músculo que se tensa de manera determinada, o un sinfín de matices y sutilidades más. Pero eso sí, deben ser naturales y nada forzadas. Como el tío en cuestión vaya por la vida de manera impostada, no se “comerá” un colín….O lo que se “coma” no será más un aperitivo insustancial. En fin….Esto de los amores platónicos da para más de un post ¿No os parece?
IMG_6020

IMG_5994

 

IMG_6007

IMG_6046

IMG_6022

IMG_6029

  • Top: Easy Wera
  • Pantalón: Formula Joven
  • Bolso: Stradivarius
  • Zapatos Oxford: regalo

Contadme vuestras experiencias platónicas que me mata la curiosidad. Puedes ser reales, inventados o estrellas del rock que ya no están. La mente tiene caminos que la razón no entiende. ¡Vaya usted a saber!

Nos vemos el miércoles

Besos, Petra

Comments

comments