AMORES PLATÓNICOS (II)

Esos amores que te retuercen el estómago desde lejos, que te hacen suspirar sin tocarte, que te imaginas en mil situaciones y en todas ellas te pone los vellos de punta….Son esos amores idealizados con los que tienes una relación unilateral (más que nada porque es probable que la otra parte ni se entere del asunto), que conoces todos sus gestos y manías al dedillo porque los has estudiado concienzudamente…

Y ahí deben estar: en el ideal. Si los conociéramos cara a cara (o piel con piel) y sostuviéramos una conversación más o menos larga, seguramente perderían ese halo de perfección que da la lejanía. Puede ser su manera de hablar, su olor corporal o que tenga saliva de esa blanca que se queda en las comisura de los labios (para mi libido esto último sería como un viaje relámpago desde el Vesubio en erupción a la Antártida sin pasar por la salida) o vaya usted a saber….Las tías somos “asín” de raritas.

Para Platón; que de ahí viene la etimología, el amor era la contemplación de la belleza física por sí misma hasta gradualmente amar también el espíritu (grosso modo).  El carácter en conjunto era como un compendio de valores únicos, por lo tanto no es un amor ni inalcanzable si no incorruptible pues debe mantenerse puro para una mayor gloria de su estudio. No se refería solo al amor humano, más bien al amor puro por las artes, las ciencias, la naturaleza, las formas, etc.  Por lo tanto nada de elementos sexuales. Pero…..Señores y señoras; estamos en el segundo milenio después de Cristo y desde Platón ha llovido mucho ya, así que yo propongo que nuestros amores platónicos se sigan manteniendo puros, inalcanzables e incorruptos en el plano físico, pero en el mental están permitidas toda clase de fantasías, guarrerías y cochinadas varias. total, ¿Quien se va a enterar?

IMG_5944

IMG_5974

IMG_5922

IMG_5964

IMG_5960

IMG_5954

IMG_5963

  • Mono: Primark
  • Chaqueta: Easy wear
  • Zapatillas: Vans

Los amores platónicos son importantes en nuestra vida porque te ayudan a fantasear y evadirte, a veces, de la cruda realidad. Así que: ¡A inventar se ha dicho!

Nos vemos el lunes

Besos, Petra

Comments

comments