MARKETING

Con tanta extrema delgadez sobre las pasarelas internacionales y por alfombras rojas varias, ha surgido un nuevo revulsivo para reactivar las lenguas pérfidas del mundillo y que no sea siempre que hablen bien; el caso es que hablen. Lo último en moda es encumbrar a “modelos” que no lo son. El pistoletazo de salida lo empezaron a dar las revistas que se dedican, se supone, de manera más seria y profesional al excelso mundo del “traperío” sacando en sus portadas más sonadas, sus “september issues” a celebrities, it-girls, bloguers, deportistas de dudoso gusto y reinas de los realities. Que no seré yo la que critique; bueno sí…Pero que cada uno haga de su capa un sayo.

A lo que me vengo a referir es que ahora hay un movimiento cuanto menos llamativo, que consiste en  subir a la pasarela a chicas con síndrome de Down, piernas biónicas, enfermedades de pigmentación, obesidad, etc. Me gustaría saber que os parece a vosotros esta postura. ¿mayor conciencia y aceptación de los distintos cuerpos repartidos por el mundo  o puro marketing? Muchas de ellas da la casualidad…(nótese la ironía) que nos la conocen ni en su barrio. Siendo mal pensada (que lo soy) no me fiaría de la mitad de la cuadrilla.

IMG_4042
Con mi chicha…
IMG_4065
Las faldas de tupo con franjas oscuras en los laterales, estilizan un montón.
IMG_4002
Un top de hace mil…
IMG_4070
Mirando al horizonte.

IMG_4063

IMG_4066

Me gustaría que me respondierais. Me muero de la impaciencia por saber que opináis. ¡Hay que socializar! Contadme…

Hasta el lunes

Besos, Petra

Comments

comments

2 comentarios

  1. Puro marketing sin dudarlo un segundo!!Al menos lo que yo he visto….Me parece genial que se reconozca la diversidad en el mundo de la moda pero creo que no es esto lo que esta ocurriendo; las chicas que tienen vitiligo tienen manchas perfectas!! Que ni pintadas!, las que tienen síndrome Dawn con rasgos muy atenuados etc… Es una pena, creo que tenemos un concepto de la moda muy CERRADO de la moda.

  2. Hola Maribel.

    Yo opino más bien lo mismo que tú. Y aunque lo llamen democratización de la moda y otras tantas zarandajas, me sigue oliendo a chamusquina. Es más yo añadiría que me parece intrusismo laboral…

    Besos, Petra

No se puede comentar.