MI MUSA, MI MÚSICA

Es viernes, es verano, estamos en feria y las chicharras están dándolo todo. ¿No es el mundo maravilloso? Así que para exaltar todas las cosas bellas y buenas, me he inspirado y os voy a poner una “coplilla” de cosecha propia. Porque la vida son dos días y uno lloviendo; aprovechad al máximo lo que nos ofrece. Estrujadla, sacadle el jugo y después, desechadla y reencarnaros en otra más interesante aún.

MI MUSA; MI MUSICA
Esa ultima palabra.
Esa frase que se va en una nota de música.
Esas pupilas que brillan cuando me miras y danzas
desnuda, descalza.
Con tus delicados pies formando remolinos de rocío.
Egocentrismo de mi corazón
al saberte enteramente mía.
Claroscuro en tus mejillas,
el sol no se atreve a iluminar tu cara
pues perdería su reflejo.
Imágenes en mi retina
que al cerrar los parpados aun veo más nítidamente.
¡Oh!, mi bello ángel, ahora canto para ti,
y tu mirada se torna admirada.
Entreabiertos los labios contestas con tu voz
que llega a mis oídos con la claridad de un arroyo.
Volamos… ¡.Oh! mi amor, mi bello amor.
Y ella gira a nuestro alrededor,
a través de nuestro cabellos como una suave brisa.
¿Puedes oír el clarinete?
Nos eleva y nos hace descender en una clave de sol
como en una esponjosa nube
que se mueve lentamente recorriendo un pentagrama.
 De nuestro aliento al expirar sale un viento aflautado,
y sátiros y unicornios bailan a su son.
 Yo, embelesado, no quiero regresar de este onírico mundo,
quiero quedarme hasta el crescendo, hasta el gran final.
Con trompas y platillos abandonare este paisaje
desfilando en una gran marcha militar.
Y mis soldados serán árboles
que arrancaran sus raíces para seguirme.
Formaran miles de regimientos
y yo iré al frente con la batuta
como si de un estandarte se tratara.
 ¡No nos rendiremos!
Atravesaremos montañas, ríos y mares en una fantasía épica.
La tormenta será nuestro fragor de batalla
y la ventisca nos acompañara en nuestro largo viaje
hacia final de este desvarío.
Y al abrirse la ultimas nubes
dejaran paso al resplandor de un vasto valle.
Llegare sediento al castillo,
sediento de vino y conversación.
 Por un resquicio entrare sin hacer ruido,
sin que nadie se percate me colare en los oídos de las damas,
 acariciaré sus talles.
Recorreré cada recoveco del palacio,
me dejare sentir en las cocinas,
en los establos, en los campos labrados…
Para volver al gran salón ebrio de vida
y susurrar a un violín palabras de amor.
Pies bailarines todos al compás,
en un alegoría de la vida, mejillas sonrosadas.
Esta pieza es tan redonda que debe acabar bien.
Te alzo como una pluma y vuelan tus vestidos, vuelan.
Te miro con sonrisa socarrona,
me devuelves el latido cuando bajas tus ojos con picardía.
¡Oh!, Dios mío, que haré yo con esta sangre,
que me hierve como lava de volcán.
Y gira, gira. Y vuela, vuela.
Dichosos aquellos que te conocen, pues conocerte es amarte.
Como podría cerrarte mis sentidos si eres vida.
Mi musa, mi música.
 
IMG_3759
No se porque las fotos han salido con tanto grano….Tendré que investigar.
IMG_3757
Los llamados “Mum pants” osea, altos de cintura, están a la orden del día.
IMG_3764
Estrenando mis nuevas zapatillas Vans.
IMG_3766
Modo massai on.
IMG_3816
¿No son una chulada mis “frikivans”? tmáticas de starwars. Regalo de “mis niñas de Graná”.
IMG_3784
¡Madre mía la de años que tiene este chaleco!
  • Chaleco: Bicolare
  • Crop top: Mango
  • Pantalón: Zara
  • Zapatillas: Vans
  • Gafas de sol: Primark

¿Qué os parece el poema? ¿Os ha gustado? Hoy ando inspirada…Será la proximidad de las vacaciones que me llena de optimismo. ¡Feliz finde!

Nos vemos el lunes

Besos, Petra

Comments

comments