DOCTRINA PAROT

Yo, que siempre escribo mis artículos improvisando sobre la marcha así, en bruto, como un diamante sin pulir para que no se pierda la frescura del primer hilo de pensamiento. Hoy, para tratar este tema, he decidido abrir Word y pensar cómo voy a plantearlo. Lo primero que voy a hacer es explicarlo de manera clara, sin figuras retoricas, sin tecnicismos y sin demagogia. Una manera, por otra parte, que deberían aprender desde el Olimpo los políticos, para que el pueblo llano (que no es tonto) supiera a qué atenerse. Ya sabéis que en España, el Código Penal dictamina que la máxima condena a cumplir en la cárcel es de 30 años (aunque te hayan caído 2.000) y que hay ciertas “conductas” de los presos una vez en la cárcel que le ayudan a reducir condena (buen comportamiento, trabajo, estudios…etc.) Pues bien; en el año 2006 el Tribunal Supremo estableció que las reducciones de condena se aplicaran sobre la condena completa y no sobre la pena máxima permitida (o sea, sobre los 2.000 años y no sobre los 30) evitando así que presos peligrosos (se aplica a todos los presos, no solo a los terroristas) salieran de la cárcel antes incluso de cumplir esos 30 años. Pues resulta que ahora el Tribunal Europeo de Derechos Humanos revoca esta doctrina porque, según ellos “carece de lógica y de base legal y además lesiona el derecho fundamental a la libertad” (textualmente), Multa a las Autoridades Españolas con 30.000 euros y exige poner en libertad a todos los presos que la Doctrina Parot a “vulnerado”. Como ha sido el caso de la Etarra Inés del Río, causante de la muerte de 12 guardia civiles. Yo, por mi parte, me hago eco de la opinión de un amigo; letrado de pro, que aunando la Doctrina Parot con la temática del blog a fin de cuentas me dice: “Si lo vintage está tan de moda, no estaría mal aplicarlo a las leyes y condenas no?”
Uff, hoy ni os he hablado del outfit.

 I always write my articles and winging , raw , unpolished diamond as to not lose the freshness of the first train of thought. Today ,to address this issue , I decided to open Word and think how I will raise it .
The first thing I will do is explain clearly, without figures of speech , without jargon and without demagoguery . One way , on the other hand , it should learn from the pantheon of politicians, for the common people (not stupid) know what to expect.
You know that in Spain , the Criminal Code dictates that the maximum sentence in prison meet is 30 years ( even if you have must stay 2,000) and that there are certain ” behaviors ” of prisoners in jail once that help reduce sentence ( good behavior, works, … etc. . ) However , in 2006 the Supreme Court said the sentence reductions were applied on the full sentence and not on the maximum allowable penalty (ie , about 2000 years and not over 30 ) thus preventing dangerous prisoners (applies to all prisoners , not just terrorists ) came out of jail before they even meet those 30 years.
It turns out that now the European Human Rights Court revokes this doctrine because, they say ” no logic and legal basis and also damages the fundamental right to freedom ” (literally ) , Spanish authorities fined 30,000 euros and demands put release all prisoners Parot Doctrine ” violated.” As has been the case of Inés ETA River , causing the death of 12 patrolmen .
I, for my part, I echo the opinion of a friend, lawyer pro, that combining the Parot Doctrine with the theme of the blog in the end says, ” If the vintage is so hot , it would be wrong to apply to the laws and sentences not ? “

Este otoño enseña el tobillo y da un par de vueltas a tus pantalones, sean del tipo que sean.
Ya llega el frío. Adiós a las uñas pintadas y bonitas….
Los zapatos de purpurina son muy polivalentes no creáis…
El jersey es regalo de mi “Suegrey”
Haciendo el “chorra”
Podría extenderme más y más, pero os lo he explicado a “grosso modo”. Espero haya quedado algo más claro, porque la verdad y la pena es, que la mayoría de las personas no saben que es esta “Doctrina Parot” y tampoco les interesa mucho. Están…..En otras cosas.
Nos vemos el miércoles.
Besos, Petra

Comments

comments