GALA DEL MET (I)

Este año la GALA DEL MET rinde tributo al modisto norteamericano de los años 30 CHARLES JAMES. Este hombre peculiar sabía que sus vestidos trascenderían a a la posteridad y es por ello que se volcaba en cuerpo y alma para deleitar a las mujeres de la época con telas exóticas, brocados exquisitos y cortes muy estructurados.
lo extraño del acontecimiento que nos ocupa es que, precisamente, la costura de Charles James se basaba mucho en los cortes princesa: cuerpos entallados y faldas inmensas llenas de tules, gasas, tafetanes….Y digo yo. Si el homenajeado en la gala era el diseñador en cuestión y el DRESS CODE señalaba que ellas debían ir de largo. ¿Qué les pasó a muchas celebrities, o más bien a sus estilistas?
Pocas iban acorde con el evento. Salvo honrosas excepciones; lo de siempre: mucho nude, mucha espalda y mucho peinado retro. ¡Por el amor de Dios! ¿Cuantas no hemos soñado con ser princesas de cuento por un día? Y ellas que tienen la oportunidad…..”Dios le da legañas a quien no tiene pestañas”. ¡Que gran verdad!

Una de las que se salvo de la hoguera. Sarah Jessica Parker de Oscar de la Renta.

This year’s THE MET COSTUME INSTITUTE GALA pays tribute to the American couturier CHARLES JAMES of the 30’s. This peculiar man knew that his clothes would move to posterity and is why it worked to delight women of the time with exotic fabrics, exquisite brocades and very structured cuts.
the strangeness of the event in question is precisely  that the Charles James couture relied heavily on princess cuts:  huge skirts  full tulle, chiffon, taffeta, etc. So…  If the honoree at the gala was the designer in question and the DRESS CODE said that they should go with long dress,  What happened to many celebrities or rather their stylists?
hardly no one were dressed in accord with the event. For the love of God! How many have not dreamed of being princesses tale for a day? And they who have the opportunity …..

Alexa Chung de Nina Ricci. Igual que en todas sus apariciones: sosa a más no poder.
Amber valletta de Saint Laurent. Se saltó el dress code a la torera.
Anna Wintour de Prada. No entiendo la euforia por esta diseñadora. A mi nunca me gustó nada.
Anne Hathaway de Calvin Klein. Recuperando puestos tras sus últimos desaguisados.
Beyoncé de Givenchy. Pues no me disgusta oye…
Blake lively de Gucci. Perfecta. Por poner una pega: en otro color hubiera lucido mucho mejor.
Brie Larson de Prada. eeeeh….Mejor obviar el tema.
Cara Delevnigne de Stela McCartney. La juventud puede con todo.
Claire Danes de Oscar de la Renta. Me lo dicen y no me lo creo. ¡si parece un disfraz del chino!

Que bien me lo paso haciendo este tipo de post. No se si yo estuviera en su pellejo como me afectaría, pero de momento, como no lo estoy. ¿Qué hay de malo en divertirse un poco? Supongo que yo pensaría como ellas seguro que lo hacen ante una crítica destructiva y dirán: No pasa nada, el aire en el descapotable, secará mis lágrimas… Y es que señoras; “las penas con pan, son menos penas”.
Hasta el lunes.

Besos, Petra

Comments

comments