EL JUICIO FINAL

¿Nos definen nuestros actos? ¿O son nuestras palabras?
Me ha venido a la mente, aquello que se contaba de que si veías un coche circular sin luces y le hacías señales para sacarlo de su despiste, el conductor te perseguiría hasta la muerte. Leyendas urbanas al margen, no es la primera vez que una afirmación poco afortunada o una actuación políticamente incorrecta nos pueden arruinar la vida. Y no, no hablo de reputación pues si eres hábil se puede pasar sin ella. Hablo de palabras que te persiguen el resto de tu vida como un “Sambenito”, un ademán que se adhieren a tu piel como si fuera una letra escarlata.
En este momento de mi vida en que ya he conocido a personas de toda moral y condición (y diversas calañas, para que negarlo) cada vez soy más reticente a los juicios prematuros y arrebatados de cuento la juventud te guía. Con esto no quiero decir que ignore ese sexto sentido, infalible por cierto, que me dice si alguien no es trigo limpio….
En fin; aquí os traigo el segundo shooting con JAVIER BARROSO tras el objetivo. Conforme el tiempo pasaba nos íbamos sintiendo más cómodos y más conectados. Pena que los días (aún en verano) sean tan cortos.
Pensé que este vestido se merecía una segunda oportunidad ¿no?

Los colores quedaron preciosos.

Do we define our actions? Or are our words?
It was thinking, do you remember the history of those driver without lights?,If you point out  his  mistake, the driver will pursue you to death. Urban Legends aside, is not the first time  that some words  politically incorrect  or an unfortunate action we can ruin our lives. And no, not talking about reputation because if you’re handy you can pass without it. I say that, words that haunt you the rest of your life as a “Sambenito”, Gestures that stick to your skin like a scarlet letter.
At this point in my life when I’ve met people from all moral and condition, each time I am more reluctant to premature judgments. By this I do not mean to ignore that sixth sense, indeed infallible, that tells me if someone is up to no good ….
In short; here I bring the second shooting with JAVIER BARROSO behind the objective lens. As time went on we were feeling more comfortable and more connected. Pena that days (even in summer) are so short.
I thought this dress deserved a second chance right?

El vestido es muy mono pero muy absurdo. Palabra de honor y cinco capas de tul ¿Hola?
Me iba llevando todas las colillas…
Esta es una preciosidad.
¡Y qué mona me ha sacado Javier!
El palabra de honor hasta los 40 está bien. Después, solo si eres Naty Abascal.
Muy gótica….

– Vestido: Formula Joven
– Zapatos: Pilar Burgos
– Gargantilla: regalo

No os perdáis el siguiente shooting de Javier, Fue muy…..Underground. Descubrí una faceta mía que no conocía. Y que tengo que explotar más.
Nos vemos el viernes.

Besos, Petra

Comments

comments