FIESTA EN BLANCO

Nunca me han gustado los vestidos blancos. Siempre me han parecido mas de postureo ibicenco y virginal novia de “boquilla”, que de buen gusto. Mas que nada porque la oferta ofrecida solo se centra en estos dos casos, pero hay escasísimas ocasiones en que un vestido en este color puede resultar elegante y hasta favorecedor. Es como encontrar un Chanel 2.55 en un mercadillo. Euforia pura. Cierto es que el blanco no tiene las excelsas virtudes del negro, porque no estiliza, si no que más bien, se ensaña con tus miserias, No es que engorde, no nos engañemos, solo constata el hecho innegable de que no eres una sílfide (ni falta que te hace, eh). En el caso que nos ocupa, encontré está “rara avis” en una tienda de segunda mano (vintage para los modernos). Sentí un cosquilleo en la nuca y al volverme, encontré este mirlo blanco (valga la redundancia). De corte ajustado y por encima de la rodilla, la manga francesa, escote medio en la espalda y pequeña fila de pedrería en las hombreras. Fin de la historia. Ni más ni menos. El secreto está en la hechura y el tejido. No entiendo la relación entre el blanco y los encajes, filigranas y pedrerías  varias pero parece ser que son inseparables. Se asocia directamente a Chiringuito moderno de esos de chill out, camas balinesas y copas como una palangana de grande y  con muchas gominolas dentro . Olvídate de esos conceptos. Reinventa un nuevo paradigma. Para las que aún seáis reacias a ir níveas por la vida unos cuantos consejos por si decidís ir de alterne, alternando el vestido de cóctel negro con el blanco:

  • Alejarse de florituras varias sin justificación. Si vemos que le falta alegría, ya usamos nosotras un collar, que es de quita y pon.
  • El corte es muy importante. Uno que se ajuste a nuestra anatomía como un guante.
  • NO a los cortes imperio, a los camisones de manicomio victoriano y a las transparencias extremas.
  • SI  a los cortes ajustados, a los trapecio y a los new look
  • Conjuntar con zapatos de cualquier color excepto blancos, cremas y beige.
  • Y por último aunque no menos importante. Abstenerse de ir con niños o mascotas. O impoluto o nada.

 

Para el próximo día prometo tener lista la V parte de Terra Nullius. Con las vacaciones de Semana Santa no había manera de concentrarse…

Besos, Petra

Comments

comments