VICHY

“Detrás de cada beso, hay mil lágrimas escondidas. Detrás de cada caricia, mil sufrimientos más. Mientras el primavera se desgrana; yo me desangro. No sé como he podido levantarme y caminar, me pesan tanto los brazos, el alma, los párpados… Estoy cansada de bulos, de cuentos manidos, de historietas fantásticas. No más; ya no necesito más. Estoy servida. Qué molesta la luz brillante. No hay nada como acurrucarse serenamente en una cálida oscuridad. Sin músicas, sin ruidos, sin nada…  Y lo peor está por llegar. Llegarán los días aciagos, los días callados, los días de párpados secos como la lija, los días de quemados iris, los días….”

Ya sabéis que el vichy está más de moda que nunca, pero depende de como lo combines puede resultar un poco ñoño. Que no está mal tampoco oye, todo depende de los gustos. Yo me he agenciado esta blusa de Levi’s en rojo y blanco y para restarle dulzura (que no soy muy dulce yo)  y le he dado un twist setentero con pantalón de campana y biker de cuero negra. Los labios y uñas en rojo son casi obligatorios. No se, me parece una mezcla entre un Ángel de Charlie y una mamma italiana. Si tienes un bustier a juego con el color de la camisa, desabrocha los botones lo suficiente para que se vea. A mi siempre me ha parecido un desperdicio ocultar sujetadores bonitos (dependiendo del contexto, obviamente), así que lúcela. No olvides que este tipo de pantalones pueden acortar la figura ópticamente, así que escógelos de cintura alta y ponlo siempre con zapato alto.

La semana que viene tendréis la quinta entrega de “Terra Nullius” con la presentación de un nuevo personaje; Fausto.

Besos, Petra

Comments

comments