TIEMPO DE AMAR

 VIRGO

Agua salada en tu espalda,

Que a mi me sabe tan dulce.

El sonido sibilante,

De tu respiración cohibida en mi oído.

El delito de quererte,

Me lleva a esta calida prisión.

La prisión de tus brazos.

Vibro con la desnudez sencilla de tus líneas.

Temblores de medianoche,

En medio de la oscura flama.

La carencia de tu roce,

Me produce ansiedad.

Y pierdo la razón,

Al saber que tu boca reposa en mi vientre.

Que suave es el oleaje,

En esta playa baldía.

Tú la ola; yo la orilla.

Deja que me deleite,

Con el privilegio de tu piel.

La marea……ya va subiendo.

Los cuerpos simétricos,

Frente a la asimetría del momento.

Tus rasgos son perpetuos.

¿Qué hay en la armonía de tus facciones,

Que da tanto placer?

Anduviste por mi mente reprimida,

Y lograste abrir pétalo a pétalo,

La amapola descarnada de mi interior.

Un olor salvaje,

Se respira en este edén hecho a medida.

Entre tu pecho y espalda,

Intuyo una estrella,

Como una joya blanca.

Claro es el manantial de tu esencia,

Que va brotando,

Fluyendo sobre mí.

Mis piernas dos fuertes columnas,

Que se tuercen para rodearte.

Y yo me abandono a tus brazos,

Con una bruma de plata estremecida.

 

Nos ponemos a tono con la primavera….

Besos, Petra

Comments

comments