ALEGATO FEMINISTA

“Hízome el cielo, según vosotros decís, hermosa, y de tal manera, que, sin ser poderosos a otra cosa, a que me améis os mueve mi hermosura, y por el amor que me mostráis, decís, y aún queréis, que esté yo obligada a amaros. Yo conozco, con el natural entendimiento que Dios me ha dado, que todo lo hermoso es amable; mas no alcanzo que, por razón de ser amado, esté obligado lo que es amado por hermoso a amar a quien le ama. Y más, que podría acontecer que el amador de lo hermoso fuese feo, y siendo lo feo digno de ser aborrecido, cae muy mal el decir: “Quiérote por hermosa; hasme de amar aunque sea feo”. Pero, puesto caso que corran igualmente las hermosuras, no por eso han de correr iguales los deseos, que no todas hermosuras enamoran; que algunas alegran la vista y no rinden la voluntad; que si todas las bellezas enamorasen y rindiesen, sería un andar las voluntades confusas y descaminadas, sin saber en cuál habían de parar; porque, siendo infinitos los sujetos hermosos, infinitos habrían de ser los deseos. Y, según yo he oído decir, el verdadero amor no se divide, y ha de ser voluntario, y no forzoso. Siendo esto así, como yo creo que lo es, ¿Por qué queréis que rinda mi voluntad por fuerza, obligada no más de que decís que me queréis bien? Si no, decidme: si como el cielo me hizo hermosa me hiciera fea, ¿fuera justo que me quejara de vosotros porque no me amábades?

CAPÍTULO XIV

DON QUIJOTE DE LA MANCHA
Miguel de Cervantes

 

Pues eso…..No creo que haga falta más explicación, aunque obviamente habrá quien se sienta tentado a dejar caer sobre mi persona una prepotencia supina pensando desacertadamente, que con el texto pretendo ahuyentar a mis múltiples y enfervorecidos amantes, estando yo mientras tanto adorando mi reflejo cual Narciso… A estos les doy primero las gracias por tenerme en tan alta estima y pensar que tengo tanto poderío **** (ya sabéis la cita de la Ilma. Carmen de Mairena) y después, recomendarles que lean El Quijote, pero sin pretensiones ni presiones de ningún tipo. Solo abordándolo como si de una novela ligera se tratara, Pues al fin y al cabo, si fin primigenio era el del puro entretenimiento. El paso del tiempo ha hecho que la historia lo dogmatice y claro, eso nos da miedo y nos repele a la vez. Leedlo como lo que es: Una fuente de sabiduría constante y una guía de los valores que se nos olvidan a veces.

El fragmento que os he copiado, lo he hecho, porque me parece el más perfecto, redondo y magnifico alegato feminista que se haya escrito. El próximo día os pongo la parte que falta.

Besos, Petra

 

 

Comments

comments